El respeto por la alteridad en el marco de nuestra realidad educativa argentina y latinoamericana

Show simple item record

dc.creator Recanati, Guillermo Carlos
dc.creator Recanati, Claudia María
dc.date 2014-10
dc.date.accessioned 2015-12-16T14:08:35Z
dc.date.available 2015-12-16T14:08:35Z
dc.identifier http://www.ridaa.unicen.edu.ar/xmlui/handle/123456789/204 es_ES
dc.identifier.uri http://www.ridaa.unicen.edu.ar/xmlui/handle/123456789/204
dc.description Los giros histórico, lingüístico y hermenéutico –acontecimientos que marcaron el pensamiento de los últimos tiempos– nos demostraron nuestra parcialidad, nuestras limitaciones, pero también la grandeza que supone ser humanos. Somos historia, así como somos lenguaje y siempre en perspectiva. La historia nos constituye, es por eso que la toma de conciencia de nuestro ser como parte de un Ser humano universal, histórico y en constante progreso, es el punto de partida para nuestro propio reconocimiento desde el reconocimiento del otro. Única manera posible de construcción de la identidad. A lo largo de la trayectoria formativa de quienes serán educadores en los diversos ámbitos del saber, se hace necesario e indispensable que los formandos, no sólo tomen conciencia de nuestra constitución histórica, sino de nuestro protagonismo y responsabilidad dentro de la misma. Es importante considerar que la educación no comienza ni termina en la escuela, y que ésta es una institución social que existe y encuentra sentido en el marco de tramas socioculturales e históricas particulares. Para poder construir esta perspectiva relacional de la educación, es necesario comprender la complejidad del mundo social y cultural singular en que ésta acontece: los sujetos, los lugares, las prácticas y los sentidos que se ponen en juego. La Filosofía, la Antropología, la Sociología y la Historia, a partir de sus diferentes enfoques, son disciplinas que realizan aportes significativos para analizar desde una mirada crítica los hechos y sucesos del mundo social –presentes y pasados –. Los fenómenos como la interculturalidad, multiculturalidad, pluriculturalidad, la socialización de la infancia y de la juventud, las vinculaciones entre la escuela y la desigualdad, los procesos de selección educativa, entre otros, son algunos de los problemas y temas fundamentales que deben ser abordados en el debate sobre nuestra realidad educativa. Los nuevos fenómenos sociales requieren, también, de sujetos y profesionales que dispongan de conceptualizaciones y actitudes que les permitan entender la diferencia y la alteridad cultural. Entre estos aportes, la Etnografía Educativa contribuye a desnaturalizar prejuicios que se gestan en el ámbito del sentido común. Este distanciamiento con las creencias naturalizadas no es sencillo de realizar, ya que como sujetos sociales se habita y recrea la cultura, inmersos en universos simbólicos, que permiten moverse en el mundo, y sobre los que no se reflexiona cotidianamente. Estos universos simbólicos se crean, heredan, re-significan y transmiten, en complejos procesos que configuran las prácticas culturales. Resulta imprescindible la toma de conciencia de los pre-conceptos, pre-juicios y su consecuente post-cosificación y post-manipulación –que en ocasiones forman parte del lenguaje y actitudes de los mismos docentes– para transformarlos en actitudes integradoras y de respeto por la diversidad. La memoria y crítica de la historia a partir de una hermenéutica democrática y libre será la mejor mediación para el aporte que hagamos, desde el ámbito educativo, a la construcción de un mundo mejor. Con el apoyo de algunos pensadores que ya han reflexionado sobre estas temáticas, intentamos repensar en este trabajo nuestra labor educativa como servicio a las futuras generaciones. Nuestro mayor legado será el de enseñarles a tomar conciencia de la parcialidad de sus propios pensamientos, de sus miradas de la realidad, y sobre todo del otro dentro de esa realidad. Enseñarles a respetar al otro como verdaderamente Otro, sin pretensión de encasillarlo en sus propios parámetros. La experiencia de exclusión y opresión que sufrimos los latinoamericanos (y que lleva ya cinco siglos) producto del enmascaramiento de nuestra “otredad” en la mismidad eurocéntrica, debe ser para nosotros el motivo para la toma de conciencia de nuestra situación, pero también, de nuestra mirada del otro, en ocasiones, nuestros hermanos de América Latina. Mirada, muchas veces, incapaz de reconocer la alteridad como alteridad, cayendo así en la misma perspectiva egocéntrica y etnocéntrica de nuestros opresores. Siendo esta situación más grave aún que la primera ya que dicha exclusión producto de la mismidad se da ahora entre latinoamericanos y muchas veces dentro del ámbito educativo. es_ES
dc.description Fil: Recanati, Guillermo Carlos. Universidad Nacional de Villa María. Universidad Católica de Córdoba. Universidad del Salvador; Argentina es_ES
dc.description Fil: Recanati, Claudia María. Universidad Católica de Córdoba; Argentina es_ES
dc.format application/pdf es_ES
dc.language spa es_ES
dc.publisher Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. Facultad de Ciencias Humanas. Núcleo de Estudios Educacionales y Sociales (NEES) es_ES
dc.relation 978-950-658-358-3 es_ES
dc.rights http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/ar/ es_ES
dc.rights info:eu-repo/semantics/openAccess es_ES
dc.subject Educación es_ES
dc.subject Argentina es_ES
dc.subject América Latina es_ES
dc.subject Hermenéutica es_ES
dc.title El respeto por la alteridad en el marco de nuestra realidad educativa argentina y latinoamericana es_ES
dc.type info:eu-repo/semantics/article
dc.type info:eu-repo/semantics/acceptedVersion
dc.type info:ar-repo/semantics/artículo es_ES


Files in this item

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Search DSpace


Advanced Search

Browse

My Account

xmlui.comunity.informacion

xmlui.comunity.documentacion

xmlui.comunity.facebook